Alimentación adecuada para tus hijos durante los meses de verano

Llega el verano. Se acaba el colegio y con él, el comedor escolar. Nueva etapa en la que no puedes bajar la guardia en cuidar su alimentación, y más cuando una buena hidratación pasa a ser fundamental. Debido al incremento de las temperaturas, su metabolismo requiere una mayor cantidad de nutrientes que les ayuden a soportar mejor el calor propio de estas fechas. 

Los equipos de Scolarest nos preocupamos por la Felicidad de tu Familia, incluso cuando estás de vacaciones. Por eso queremos ayudarte a que tus hijos gocen de una buena alimentación que les permita desarrollarse saludablemente también en los meses de verano, cuando parte de su alimentación no está supervisada por nuestro equipo de nutricionistas.

Programa Cómo-Como: aprendiendo a alimentarse de forma divertida

Como ya sabes, con el Programa Cómo-Como del Proyecto Educativo Scolarest queremos que tus hijos aprendan al mismo tiempo que se divierten que comer es mucho más que alimentarse. Consideramos imprescindible que conozcan algunos aspectos de su alimentación como la cantidad de fruta y verdura que deben comer cada día, o el número de comidas que deben hacer. También les enseñamos la necesidad de alimentarse a base de frutas y verduras, la importancia de practicar algún deporte y de llevar una vida activa y, sobre todo, la necesidad de beber agua diariamente, algo especialmente importante en los meses de verano.

Durante este curso les hemos mostrado la cantidad de experiencias que pueden llegar a desarrollar al ponerse delante de un plato: desde el aprendizaje y puesta en práctica de buenos hábitos en la mesa hasta el fomento de las relaciones con las personas con las que se comparte el entorno. Todo ello también se puede aplicar durante las vacaciones.

Alimentos refrescantes y una buena hidratación: las mejores armas para combatir el calor

Durante esta época del año es muy frecuente que, por el calor, el apetito de tus hijos se vea alterado. Por eso, es especialmente importante que pongas atención en lo que comen. No lo olvides, cuidarlo es tan importante como sus horas de sueño o realizar deporte para que puedan gozar de una buena salud.

Desde Scolarest te traemos una serie de importantes recomendaciones que te ayudarán a que su dieta sea equilibrada y refrescante al mismo tiempo:

  • Anímalos a tomar las frutas y verduras típicas de la temporada estival: como bien sabes, las frutas y verduras son una rica fuente de nutrientes y vitaminas. Tomar las típicas de la temporada permitirá que estas propiedades se encuentren en su máximo exponente y, además, contribuirá a su hidratación.
  • Trata de respetar sus horarios, también durante los meses de verano: aunque es cierto que en esta época es más difícil mantener unos horarios estables, es conveniente hacer un esfuerzo para que el apetito de tus hijos no se vea alterado. Si no, corremos el riesgo de que no tengan hambre cuando llegue la hora de la comida.
  • La importancia de un buen desayuno: un desayuno contundente con leche, cereales, zumos y piezas de fruta es fundamental para empezar el día con energía, y más aún en esta época del año.
  • También hay que cuidar la merienda: intenta que tus hijos tomen un tentempié a media tarde. Eso les ayudará a llegar a la hora de cenar con menos hambre. Además, evita las bajadas de glucosa, especialmente importante en verano cuando realizan una mayor actividad física.

Además, ya sabes que deben beber mucha agua para lograr una correcta hidratación. Otras bebidas recomendables pueden ser los zumos de frutas y los refrescos “cero”, pero tomándolas únicamente de manera puntual.

Desde Scolarest conocemos la necesidad de combinar de manera adecuada todo lo que los alimentos nos aportan para lograr una dieta equilibrada. Por eso, te recomendamos que, mientras dure el verano, cuides la cantidad de grasas que ingieren tus hijos, su consumo diario de calorías, de hidratos de carbono y de proteínas. En lo que no te recomendamos un consumo máximo es en compartir el tiempo y jugar con ellos. La actividad al aire libre en familia será su mejor complemento alimenticio este verano.

Haz la compra con tus hijos para elegir los alimentos más equilibrados y saludables

Es muy frecuente salir a comprar con una idea en la cabeza, llegar a casa y darte cuenta de que algunas de las cosas que has adquirido, además de no ser necesarias, no son saludables para tu familia. No te preocupes, nos pasa a todos. A veces es difícil no dejarse seducir por la buena pinta que tienen algunos productos o por ofertas y promociones concretas.

Los equipos de Scolarest, que nos preocupamos día a día por tu bienestar y el de tu familia, te proponemos que aproveches las vacaciones para hacer la compra con los más pequeños de la casa y que pongan en práctica así lo que han aprendido durante el curso para mantener una alimentación saludable y equilibrada.

 

Programa Yo Aporto: ellos también pueden ayudarte a comprar

Con el Programa “Yo Aporto” del Proyecto Educativo Scolarest, hemos promovido que tus hijos aprendan a desarrollarse en un ambiente participativo y colaborativo. Queremos que no tengan miedo a expresar lo que sienten y piensan y que, si tienen una idea divertida, la compartan con sus compañeros y con los monitores, pero también con su familia cuando estén fuera del horario escolar.

Fomentamos la cultura participativa de nuestros equipos, el intercambio de ideas y el compartir las acciones de éxito a través de diferentes actividades. Entre las que más les gustan están los Desayunos Saludables, la Jornada de las Olimpiadas, la acción Mis Abuelos Vuelven al Cole, la Mesa Champions… Con todas ellas aprenden de una manera divertida a cuidar tanto su alimentación como el entorno social.

Hacer bien la compra: punto de partida de una buena alimentación

Para que se alimenten de manera saludable, es importante que los productos que compres también lo sean. ¿Cómo elegir la mejor opción para tu familia? Cuando vayas a comprar, busca los alimentos de temporada y fíjate en el contenido de la etiqueta nutricional. Aprovecha para enseñar a tus hijos a leerla. De esta forma podrán divertirse y al mismo tiempo ayudarte a adquirir productos más sanos. En ella encontrarán:

  • Los alérgenos.
  • Los diferentes ingredientes y su proporción.
  • Valores nutricionales: valor energético, cantidad de grasa, hidratos de carbono, proteínas y sal.
  • Cantidad neta del producto (expresada en gramos, kilos, mililitros, centilitros o litros), la fecha de duración o caducidad, su conservación y modo de empleo, nombre del producto, nombre de la empresa y la procedencia.

Intenta comprar sólo lo que necesitas

También debemos tener en cuenta que muchos comercios cuentan con pequeñas “estrategias” de ventas enfocadas a que compremos más. A veces, el objetivo de estos mensajes son los más pequeños. Por ejemplo:

Los productos ‘healthy’ siempre se ubican al inicio. Según los expertos, si compras primero los más saludables, tendrás la sensación de haber “cumplido”, lo que hace más probable que no adquieras otros productos que no los son tanto. Por eso los establecimientos los sitúan nada más entrar, para que avances hacia el resto de las zonas y no prestes tanta atención ahí.

Acomodo de productos a la derecha. Cuando entramos a un supermercado, tendemos a girar a la derecha, lo que las grandes superficies aprovechan para ubicar ofertas y promociones para que sean lo que nos llame la atención y no nos podamos resistir. Tenlo en cuenta para no caer en ofertas innecesarias.

Altura de los productos en los estantes. La altura también es importante. Por ejemplo, algunos productos pensados para niños, como los cereales, se ubican a alturas bajas con dibujos llamativos para captar la atención de los más pequeños.

Para evitar caer en estos trucos la clave está en saber desde el primer momento qué es lo que quieres comprar, pero también en saber distinguir los productos más adecuados para una alimentación sana y equilibrada.

Los equipos de Scolarest nos preocupamos por el bienestar de tu familia, y por eso queremos que cada vez que vayas a un comercio aproveches para compartir un momento divertido con los tuyos y para aprender todos juntos.