Frutas de verano: fuente de energía e hidratación para tus hijos

Con el verano llega también el buen tiempo y las altas temperaturas. Durante esta época del año la hidratación de toda la familia y en especial la de tus hijos es aún más necesaria. Una buena forma de combatir el calor es aumentando el consumo de frutas, un aliado perfecto para refrescar el cuerpo de una manera saludable.

Los equipos de Scolarest trabajamos a diario para la felicidad de tu familia. Sabemos que las frutas son, sin duda, uno de los alimentos más apropiados para lograr que tus hijos crezcan sanos y fuertes, pero también, para que repongan líquidos sobre todo a lo largo de estos meses. Por eso te proponemos una selección de las más adecuadas cuando el sol aprieta para que puedas incluirlas en su dieta y les aporten los nutrientes que necesitan para su desarrollo.

 

 

Comer fruta es bueno (y necesario) para su salud

Con el Programa “Voy de Verde” del Proyecto Educativo Scolarest queremos generar conciencia en torno a una alimentación ecológica y saludable. Buscamos que tus hijos conozcan la necesidad y los beneficios de consumir, en este caso, las frutas típicas de la temporada de verano. Así, cuando se encuentren de vacaciones, sabrán que tomar fruta les ayuda a hidratarse y a combatir el calor de forma diferente.

Además, entre sus múltiples beneficios se encuentra su gran aporte de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

 

 

Principales frutas veraniegas y sus propiedades

Ya sabes que, si quieres que tus hijos gocen de buena salud no solo en los meses de verano sino durante de todo el año, consumir frutas se convierte en una necesidad. Pero ahora, su sabor refrescante y dulce, presentado en colores vibrantes, hace que su consumo sea todavía más apetecible.

A continuación, te traemos las frutas más refrescantes y nutritivas para estos meses:

  • Sandía: es la fruta veraniega por excelencia. Está compuesta casi en su totalidad por agua, por lo que su contenido calórico es escaso. También tiene propiedades antioxidantes, proporcionadas por su contenido en licopeno.
  • Melón: el melón, al igual que la sandía, tiene un bajo contenido calórico y es rico en vitamina E. Los melones de color naranja, además, contienen betacarotenos, que son antioxidantes beneficiosos para la piel, el pelo y las uñas.
  • Albaricoque: es rico en vitaminas (provitamina A y vitamina C) y en minerales (potasio, calcio o magnesio). Además, es importante en la dieta de tus hijos ya que contribuye a su crecimiento óseo.
  • Melocotón: al igual que los albaricoques, son frutas ricas en provitamina A, vitamina C, y minerales como potasio, fósforo, calcio, magnesio, azufre o hierro.
  • Cereza: su elevado contenido en agua (un 85% aproximadamente) ayuda a mantener la piel hidratada y sana. Contiene grandes cantidades de vitamina A y C, y de vitaminas B1, B2, B6 y E.
  • Mango: es una de las frutas más destacadas de esta época. Se caracteriza por su gran poder antioxidante gracias a su importante aporte en vitaminas C y E, y provitamina A.
  • Piña: posee vitaminas de gran calidad y su composición le convierte en una fruta perfecta para colaborar en la formación de colágeno. Un buen zumo de piña natural aportará a tus hijos la hidratación que necesitan para combatir las altas temperaturas de la temporada estival.

Los equipos de Scolarest sabemos lo importante que es tomar fruta cada día y, más aún, durante los meses de verano. Por eso queremos animarte a que aproveches este momento para incluirlas en su dieta diaria. Así podrán conocer mejor y disfrutar de estos deliciosos alimentos tan beneficiosos para su salud y bienestar y el de tu familia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.